Proyectos Erasmus +

Generando Generosidad es un proyecto dirigido a ayudar a los participantes (trabajadores juveniles) a 1) Obtener herramientas de introspección para identificar y reconocer en uno mismo los bloqueos que incapacitan el potencial creativo, y 2) desarrollar herramientas específicas de auto-indagación a través del cuerpo, la sensación y la reflexión para desarrollar el pleno potencial en el campo de trabajo con la juventud. Los jóvenes se encuentran inmersos en una incertidumbre y falta de motivación ante la nueva y actual situación mundial. Ante estas circunstancias existe la necesidad de aportar un modo más creativo y colaborativo de vivir, generando y promoviendo la proximidad con los demás desde la conexión profunda con uno mismo y, desde ahí, para con el mundo que nos rodea para encontrar la inspiración que nos permita avanzar en la dificultad. Como un árbol que tiene que desarrollarse, en soledad regeneradora y creadora, para poder asentar unas firmes raíces y expandir sus ramas sólidas, solidarias y una copa generadora.

También hay que inspirar e incentivar más la creatividad y la capacidad de responsabilizarse y “emprender”, es decir, motivar a jóvenes emprendedores a desarrollar facultades o herramientas, aptitudes/actitudes para llevar a cabo proyectos que generen un bien económico y social en el nuevo contexto. Partiendo de una idea que ha expuesto y desarrollado el filósofo, premio nacional de ensayo, Josep Maria Esquirol, surge el concepto de generosidad como algo que surge de la capacidad de «generar”. La analogía de “generar” cómo “dar fruto”, nos hace ver que cuando el fruto no está maduro no es capaz de generar. Para aprender a ser generador, es necesario un trabajo individual previo. Se hace imprescindible la indagación y el trabajo con uno mismo para comprender cómo nos nutrimos y expresamos lo que otros nos han dado desde una soberanía interior consciente de la interdependencia.


El curso de formación está pensado como un trayecto de 9 días donde los participantes aprendan a cuidar, materializar, dar fuerza y Vida, a su propio proyecto, proyecto en el que participen otros seres humanos colaborando o recibiendo sus frutos. Es necesario un despertar o un “recordar” de las propias capacidades y actualizarlas en nuevos contextos y circunstancias difíciles, para inspirar el florecer y dar fruto a nuevos proyectos jóvenes. El viaje / Actividad de Desarrollo Profesional empezará con un planteamiento inicial donde cada trabajador juvenil tendrá una semilla entre manos. Ésta semilla simboliza su futuro proyecto. Es así como el participante realizará un recorrido por los diferentes chakras mediante EL YOGA Y LA DANZA para poder finalmente dar vida a su proyecto.