Pensar

2021

Ciclo “Habitar el Paraiso”.

Artículo sobre el Ciclo: https://filosofiamallorca.com/habitar-el-paraiso/

Escuchar lo que la naturaleza te da, para saber lo que el alma te pide.

Eros y Psichè… Deseo y Aliento de Vida…

1.-Sábado 24 de Abril. Indagación con Nale Parada y Adrià Tebé.

La experiencia toma como punto de partida el jardín, metáfora bien arraigada en nuestra cultura, pues representa el cuerpo y  los placeres. El trabajo con lo corporal y los sentidos dirigidos hacia el interior- en yoga pratyahara-,se encargarán de provocar el estado de ánimo adecuado para viajar hacia nuestro Paraíso interior y habitarlo ¿Que representa Psyche como Alma o aliento de Vida? ¿Qué desea mi Alma? Cuando Deseo y Alma se funden: ¿Qué Deseo? ¿Cuales son mis deseos más profundos en este momento vital? El matrimonio de Deseo y Vida/Consciencia/Alma, tiene que transitar en el mito muchísimas pruebas y dificultades, trascender el miedo y la desconfianza y las enseñanzas que ello supone para poder fusionarse eternamente y concebir a hedonè o placer, en esta narrativa, el placer de vivir en paz.

La idea es hacer la portada y la contraportada del libro que manifestaremos en nuestras vidas, disfrutando cada vez más conscientemente, el Deseo de Vida que somos. Recordar el derecho a sentir, a disfrutar, a aceptar, a amar, a expresar, a acariciar y ser acariciados con la piel, la palabra, el silencio y todas esas múltiples manifestaciones del amor consciente que se expresan en cada instante de nuestras vidas y que escriben en nuestra Presencia nuestro “libro”.

Imparten:

Nale Parada , Licenciada en Filosofía y Formadora de profesores de yoga en la Asoc. de Yoga y Filosofía.

Adrià Tebe, Facilitador de neo Tantra y Tantra Shivaita.

+ Info: https://filosofiamallorca.com/amar/

Aportación: 40€

Inscripciones: InfinitArtasoc@gmail.com

Horario:

10h.-Escritura íntima, Yoga tántrico, sankalpa y meditación. Nale Parada.

13.30h.- La fuerza de un thai curry con la suavidad del arroz de jazmin y la leche de coco…y del chocolate blanco con fresas y rosas…

16h.-Danza y tantra en movimiento.

19h.-Silencio, quietud y despedida…

****Los talleres del 24 y del 25 son independientes y complementarios. Si alguien quiere quedarse a dormir en la Sede con desayuno incluído puede hacerlo en habitación compartida. Aportación 20€.

Eros y Psiche.

2.-Domingo 25 de Abril. Indagación con Martha Zein, Nale Parada y Daniel Alzamora.

Reflexión transformadora, meditación, silencio (nidra) y sonido (masaje sónico), escritura regenerativa.

A través de juegos poéticos, reflexiones, actos conscientes, respiraciones profundas, prácticas psicofísicas y energéticas, propuestas meditativas y de autoindagación experiencial, silencios y sonidos que acarician el aire y la piel, cada persona retratará su paraíso interior en su particular cuaderno de viaje interior: “cuaderno de almohada”. Los cuadernos de almohada eran pequeños cuadernos secretos eróticos japoneses, que en esta propuesta inspiran la sutilidad del erotismo más profundo y espiritual que palpita en cada instante de nuestras vidas: cuando nos damos cuenta de que el saborear todas las emociones de la vida y dejarnos tocar y acariciar por ellas. Eros puede manifestarse no sólo con el hecho de intentar esculpir palabras en el aire, dibujar radiografías de deseos, hacer collages con sueños, coser las ganas, cortar palabras de amor…  El cuaderno secreto, por su condición íntima, por la categoría sensual del misterio, es capaz de recordar y resguardar el derecho a sentir y amar, sin miedo a ninguna de sus manifestaciones, y es ,sobretodo, en este juego que os proponemos, a la luz del Mito de Eros y Psyche y su hija Hedonè, o placer de vivir, una indagación sobre las semillas y frutos de la “Confianza”.

Imparten: Martha Zein, Nale Parada y Daniel Alzamora.

+ Info: https://filosofiamallorca.com/amar/

Aportación: 40€

Inscripciones: InfinitArtasoc@gmail.com

Horario:

10h.- Micromovimiento y meditación. Lo que el alma me pide y la naturaleza me da. Indagar en posibles bloqueos a través de los centros energéticos o Chakras.

11.30h.-Deshojar la flor. ¿El amor que se transforma o nos transforma?

12.45h.-Experiencia vibracional con ondas del amor y la aceptación incondicional.

14h.- Comida misteriosa para abrir más el corazón.

16h.- El deseo de Otro. El deseo de Otros. Los Otros deseos. Mirar más profundamente con los ojos del corazón.

La armonía del contacto. Yoga Nidra.

17.30h.- Narrando qué piensa Eros y que desea Psichè … y su reencuentro.

Finalizamos 19h.

Ciclo AWA.

Danza Butoh • Laboratorio de movimiento y creación • Proceso Creativo

Natalia López Santa Cruz + ?

“Nuestra primer danza ocurre en el ùtero materno” (Kazuo Ohno)

A medida que los tiempos han cambiado, Butoh también ha cambiado rápidamente. Lo que necesitamos aprender de los fundadores de butoh no es el estilo, sino el método para profundizar en nuestro cuerpo y mente a través de la danza, el método que podría permitirnos ir más allá de nuestro ego y metamorfosearnos en todo el universo. Este proceso no es un género estrecho llamado “butoh”, sino el tema más fundamental de los seres humanos, la danza y las culturas. Necesitamos crear nuevas etapas que emerjan de nuestro cuerpo y mente de este tiempo contemporáneo.

El butoh nos permite danzar con nuestra parte primitiva,animal, lo que llevamos interiormente que nos permite mantenernos “salvajes” aún en una sociedad automatizada. El cuerpo butoh es un cuerpo inacabado, un cuerpo imperfecto, un cuerpo abierto, es un cuerpo en proceso. Somos seres mutantes en transformación continua. 

Domingo 30 de Mayo Awa: Butoh + Yoga tántrico.

Imparte: Natalia López. Colabora Nale Parada(Lcda en Filosofía y Formadora de profesores de Yoga).

Sábado Junio Awa: Butoh + Ciencia. Colabora Caterina Amengual (Medioambientalista y Doctora en Agua).

Domingo Julio Awa : Butoh + Aguas florales. Colabora Itxaso (Aromatóloga y perfumista).

AWA es una performance creada como elogio al AGUA. Lo femenino, lo receptivo, lo fértil, lo Yin.  

Se plantean en escena elementos rituales como el agua, la sal, tules y sedas, el color blanco y el  azul, flores y dos interpretes, Natalia López y Clàudia Reig, que transitan entre la mujer y la deidad.  Ellas son la personificación de la voz del conocimiento femenino que cubre su cara porque su  rostro contiene tal potencia que con tan solo una mirada podría culminarnos. El conocimiento  hay que preservarlo, hay que protegerlo, transmitirlo con su debido ritual sagrado.  

Toda una filosofía caracterizada por un movimiento pausado, fluido, sensual, constante, donde  el contundente poder del gesto vuela la imaginación del espectador transitando por figuras y  diosas arquetípicas envueltas en un trance que induce hipnóticamente a aquello más bello que  nos regala la existencia; La Presencia.  

Encontramos mitos en que la danza es una actividad por la cual el mal es vencido, otros en el que  la danza sirve para infundir o devolver las ganas de vivir y salir de estados melancólicos. También  está unida a la idea de fertilidad, e incluso la danza tiene su lugar en el terreno bélico. En las  religiones antiguas danzar es sinónimo de viaje a otra dimensión, es llegar a ese lugar que hemos  acordado sea: in illo tempore. Es escapar de la realidad más inmediata a un lugar donde esta no  puede alcanzarnos, y eso, aunque sea tan sólo momentáneamente, es per se una victoria. En ese  lugar cree el ser humano renovarse para volver a luchar en esa emocionante y a la vez dolorosa  guerra continua a la que llamamos vida. Por tanto, la danza es un don divino, es fertilidad, es  comunión con los dioses y con uno mismo, es hallar las fuerzas para seguir luchando, y por todo  ello, la danza es una actividad sagrada.  

Para la creación de esta pieza hemos cogido como referencia artística la Mitología Afroamericana.  Entendiendo la danza como resultado de un contexto socio-político-cultural. La religión yoruba  llegó al continente americano de la mano de los habitantes nigerianos. Entre el 1523 y 1853 d.C.  llevaron más de 1.300.00 esclavos procedentes de África. Los esclavos fueron obligados a  abandonar toda creencia que no fuese el cristianismo, sin embargo, fieles a sus orígenes y a sus  creencias no cedieron, sino que reagrupándose idearon una forma de enmascarar a sus  divinidades para poder adorarlas a toda costa. En un inteligente intento de asegurarse la  tranquilidad de sus amos, tomaron a los santos católicos con alguna similitud o característica  común a cada uno de sus Orishas y los sincretizaron.  

En la religión yoruba Yemayá es la madre de los Orishas y reina del mundo, dueña de la superficie  de los océanos y de las zonas costeras, generosa y protectora con sus hijos. Las “hijas de santo”, durante sus rituales, son poseídas por la deidad a la cual están consagradas. “El sonido que procede del más allá lleva de inmediato al bailarín a La euforia dionisíaca, la  posesión mística y la ilusión del contacto con los dioses, que en todos los tiempos y gentes han 

sido delirio de superación, evasión hipnótica, consoladora esperanza y resignación de la  impotencia que provoca el devenir de la vida y los males que acechan al ser humano como ser  racional.” – Oritz Fernando.  

A nivel arquetípico la danza connota, fuertemente, la fertilidad. Yemayá, por ejemplo, realiza unas  danzas verdaderamente impresionantes y vistosas, en la formación de “remolinos de agua” con  su vestido. La madre de los Orishas goza de l danza girando sin parar. Por su parte Oshún, la gran  bailarina por excelencia entre las Orishas femeninas, representa la sensualidad, el estado  embrionario por ser la patrona de las aguas dulces, regalo de su madre y hermana Yemayá: según  el patakí de que se trate. Siempre su relación es muy estrecha pues son ocanini, “un solo  corazón”, “hermanas del alma”. También es dueña de los ríos, los cuales fertilizan la tierra allí por  donde alcanza su cauce, realiza unas danzas coquetas, bellas y sensuales de marcado carácter  sexual, incitando con sus toques pélvicos a los fieles varones que estén cerca de ella durante las  ceremonias.  

Los yorubas, adoran a la naturaleza ya que al fin y al cabo la mayoría de los Orishas son fuerzas y  fenómenos de la naturaleza deificados. La danza como tal es una actividad valiosa y sagrada,  además es una poderosa herramienta para sus practicantes, con la que creen poder establecer  una comunicación con sus deidades.  

AWA. El agua, energía femenina. El agua en el agua. Una tela azul transparente que flota en el  agua. Las olas dentro del agua, del mar. La sal como espuma petrificada que permite el  nacimiento de todos los seres. El mar como movimiento, el agua que fluye, que hace que las cosas  fluyan, cambien de forma. La fluidez del movimiento. Agua salada que engulle y disuelve. El mar,  océano profundo, sin fin. Ancestro Vivo. 

Una danza imita siempre un acto arquetípico o conmemora un momento mítico. En una palabra,  es una repetición, y por consiguiente una reactualización de “aquel tiempo”.  *ELIADE, Micea: El mito del eterno retorno.