Hogar

S´Om, en el corazón de la isla, en el palpitar de su naturaleza salvaje, latiendo en los jardines acuáticos, besando el silencio del amanecer con un baño entre nenúfares para flotar por la noche en brazos de su inmenso pedacito de cielo estrellado. A resguardo, protegido por los cantos de los pájaros acogidos por los árboles. Un lugar de encuentro y reencuentro.

.