Aislar

O eso intentamos… Aunque cómo todos los lugares hermosos de este mundo, vivimos en una isla muy accesible, muy visitada y muy turística

De lo que ya conocemos y no nos aporta nada y de lo que sin necesidad de conocerlo sabemos que no enriquece el alma

De lo que NO y no depende de nosotros absolutamente

-aunque reflexionemos y conjeturemos mucho, los dominios de la dependencia e independencia absolutos, desde la consciencia de que interpretamos y construimos Mundo-

De la escala que va de la superficialidad al dogmatismo, en sus diferentes grados

De la pedantería, de los conceptos vacíos, de la falsa erudición, de las recetas filosóficas, del fast food existencial, de la patologización de los procesos vitales y de aprendizaje

Del ruido descompuesto, del sobreexceso de estímulos y de información inútil, de la falta de atención, de la dispersión de ésta en la banalidad externa, de la ausencia de reflexión sentida

De la falta de amor desinteresado de la que surge el auténtico conocimiento, de falsas autoridades en tierras sin discernimiento, de palabras sin experiencia ni reflexión sentida que pretenden ?, de la manipulación, el hipnotismo, la sugestión, la persuasión y otras extrañas manifestaciones de lo que algunos consideran inteligencia emocional

Del elitismo y el cinismo, en sus diferentes bloqueos de la inteligencia del cuerpo sensación, el corazón y la consciencia